¿Cómo contribuye el seguro de salud de los autónomos a reducir sus impuestos?

seguro_salud_autónomos

En el caso de profesionales con discapacidad, se amplía hasta 1.500€.

seguro_salud_autónomos

Si analizamos la ley, dice textualmente lo siguiente: “Los trabajadores autónomos que suscriban un seguro de salud privado, podrán deducir las primas que paguen por él hasta un máximo de 4.500€.

Claramente el seguro médico privado para un profesional autónomo supone un gasto deducible y no solamente para ellos, sino que también sus familias se verán beneficiadas en el sentido de que, tanto la cuota del cónyuge como la de los hijos menores de 25 años podrán incluirse en la deducción.

Con los últimos cambios en la ley, el importe a deducir se ha visto incrementado hasta 500€ por persona (previamente era en su conjunto) y en el caso de profesionales con discapacidad, se amplía hasta 1.500€.

Esto quiere decir, que la base imponible por la que un autónomo tiene que tributar se verá considerablemente reducida.

Pongamos un ejemplo…
Si a final del año hemos obtenido ganancias por importe de 25.000€ y tenemos contratado un seguro de salud, el importe a considerar para impuestos será de 24.500€.